0 Flares 0 Flares ×

Oficinas con plantas

Beneficios de tener un jardín en la oficina

Tener un jardín mejora la apariencia de tu oficina e incrementa el bienestar de tus empleados

Un proyecto de paisajismo para la sede de tu empresa puede ser un valor increíblemente más valioso de lo que imaginas. Te damos 5 razones por las que si puedes debes tener un jardín en tus oficinas.

  • Ayuda transformar los gases nocivos y partículas químicas del ambiente en nutrientes gracias a su absorción, asimismo genera reducción de la contaminación. Las plantas reducen la presencia de elementos contaminantes como son el benceno, xileno, amoniaco, tricloroetileno y formaldehido, compuestos habituales en el interior de los edificios y que se creen son los causantes del “síndrome del edificio enfermo”.
  • Son ornamentales, es decir; además de ayudar al aire hacen que los espacios luzcan más atractivos mejorando tanto al percepción de los visitantes como la de los empleados hacia la empresa.
  • Mejora el rendimiento de tus empleados. La presencia de plantas reduce el estrés y las consecuencias de éste, incrementando nuestro rendimiento y favoreciendo nuestra atención en las actividades diarias. Las plantas generan un efecto positivo en las personas, ayudando a mantener el buen ánimo y fomentando la paciencia.
  • Facilita las relaciones interpersonales en el espacio de trabajo ya que de forma sencilla y natural, los jardines influyen en nuestro estado de ánimo mejorando nuestro humor y proporcionan un espacio alternativo para reuniones o trabajo en equipo. Las plantas reducen los sonidos, pues los ahogan, sobre todo en lugares cerrados, esto ayuda a incrementar el nivel de concentración y compresión.
  • Aumentan la calidad de nuestros sentidos. Incrementan la humedad del aire; es decir, hidratan las mucosas, garganta y piel, evitando así enfermedades. Son aromáticas, por lo que brindan al hogar un olor agradable y relajante.

Jardines en empresas a pequeña escala

Tener una oficina pequeña no es un obstáculo, además de las clásicas macetas con plantas de interior hay muchas alternativas que puedes plantearte a la hora de planificar un jardín en tu oficina, te damos unas cuantas ideas para que incorpores las plantas de una manera sencilla y muy resultona.

Jardines en oficinas

Ideas para jardines en oficinas

La opción de colocar un jardín vertical es una  solución idónea para todo tipo de oficina. Una solución ideal para entradas o hall de oficinas o espacio con patios sombríos. Con el mínimo espacio disponible se consigue un resultado espectacular como en estas oficinas en Madrid.

También se puede realizar un jardín vertical para los espacios interiores.  Las paredes en una oficina tienen la única finalidad de separar ambientes así que ¿por qué no buscarles un nuevo uso?

De todas formas cualquier lugar de una oficina es válido para instalar un jardín vertical. Para aquellos casos en los que el acceso al agua o de luz está muy limitado existe una solución, aunque menos natural, que es la colocación de cuadros verticales con musgos y líquenes “estabilizados” que es el proceso en el que se sustituye la savia de la planta por una base de glicerina. Conseguimos así un cuadro vegetal con nulo consumo de agua y sin casi necesidad de luz  pero con las ventajas estéticas, sonoras y de aislamiento de un jardín vegetal.

Jardines en empresas a gran escala

Estos últimos años hemos visto cómo grandes empresas y multinacionales han creado nuevas sedes a las afueras de las ciudades apostando no solo por una arquitectura innovadora sino también por un paisajismo que lo acompañe.

Paisajismo en Oficinas en Madrid

Sede de Enagas. Jardín con espacios de trabajo

Además de crear ambientes de trabajo óptimos se busca un diseño más eficiente energéticamente, llegando a reducir en un 30% el consumo de energía eléctrica, lo que supone un importante descenso de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Ejemplos de esta tendencia los encontramos en las sedes de gigantes como Amazon, Google, Facebook o Apple entre otros, pero también podemos ver cómo en España hay un creciente interés por conseguir sedes corporativas y edificios de oficinas en los que arquitectura y paisajismo además de tener un cuidado diseño, crean espacios alternativos a la oficina tradicional, algunos ejemplos son la sede principal de Enagas en Madrid, el campus del BBVA o la ciudad de Telefónica.

Otro ejemplo de esta nueva tendencia es  la sede de Abengoa en Sevilla, en el campus Palmas altas. El paisajismo que acompaña a la arquitectura esta creado por la paisajista María Medina Muro en asociación con el arquitecto  Gregorio Marañón.

Jardín de la sede de Abengoa en Sevilla

María Medina cuenta en su artículo de título “La práctica del paisajismo” de la revista Estudios Geográficos vol. 269, que para el desarrollo de los jardines de la sede de Abengoa buscaron “crear espacios amables y atractivos para los usuarios de la sede, inspirados en nuestra cultura tradicional, con sombra y elementos centrados en el agua, que fueran acorde con la arquitectura proyectada”.

Este es uno de los ejemplos de cómo, cada vez más, se busca mejorar las condiciones de trabajo no sólo por el bien del trabajador sino que además está demostrado científicamente que se consigue aumentar la productividad de la empresa.

0 Flares Pin It Share 0 Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 0 Flares ×